Menu

“He pensado en suicidarme”: universitarios de Chile protestan por sobrecarga académica de su facultad

“Tengo sueño”, “he pensado en suicidarme”, “tarde libre=trabajo en grupo”. Estas son algunas de las frases con las que los estudiantesde Arquitectura de la Universidad de Chile han protestado en contra de la institución, específicamente, de su facultad, por la alta carga académica al interior de su carrera que influye en su saludfísica y mental.

La polémica protesta de los alumnos tuvo lugar el jueves pasado, frente a la sede de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la U. de Chile.

“Esto tiene larga data. El sicólogo de la universidad está copado. Muchos compañeros se han enfermado por estrés debido a la carga académica y ha habido intentos de suicidio”, manifestó Camila Núñez, representante del Centro de Estudiantes de Arquitectura, a los medios locales.

Asimismo, indicó que las horas extracurriculares que les queda fuera de su horario de clases las ocupan para algunas actividades y talleres de la Facultad. “Tenemos entre seis y ocho ramos por semestre (…) y estamos en la universidad en clases hasta las 09:00 y las 20:30 horas, a veces hasta las 22:00 porque nos extienden los talleres”, señaló, y mencionó encuestas que arrojaron que “en promedio, los estudiantes duermen cuatro horas diarias porque deben llegar a la casa a hacer maquetas”.

Por su parte, el Jefe de Carrera de Arquitectura de la Universidad de Chile, Juan Pablo Urrutia, manifestó su apoyo al reclamo de los estudiantes, y señaló que ya se han abierto instancias en las cuales se busca modificar la realidad.

“No hay que confundir esfuerzo con sacrificio. Estudiar en la universidad implica perseverancia, dedicación, vocación y mucho trabajo. Pero no un sacrificio. ¿Sacrificar qué? ¿salud mental? no. Definitivamente no, también formamos personas íntegras capaces de cuidarse a sí mismas”, sentenció Urrutia.

En tanto, el acontecimiento ha desatado gran controversia en las redes sociales, donde varios usuarios mostraron su apoyo a la medida tomada por los alumnos de la Universidad de Chile, señalando que el grado de estrés producto de la sobrecarga académica podría causar severos daños en la salud mental de los estudiantes.