Menu

Muere mujer que quedó en coma tras ingerir leche de tigre

Su voluntad se aferró a la vida por quince días, pero su cuerpo no pudo más. La asistenta social de 24 años, recién titulada y colegiada, Camerin Lucero Topalaya Ríos, no pudo superar el coma, en el que había caído el Domingo de Ramos (14 de abril), cuando se intoxicó junto a varias personas, por consumir “Leche de tigre” en un puesto de la Ciudad Universitaria (El Tambo).

PENA. La joven dejó de existir casi a las 9:40 de la mañana de ayer, por un paro cardiorespiratorio. Como todos los días, en el hospital Daniel Alcides Carrión, toda la familia de Camerin y su pareja de hace cinco años, Ronald Julcarima, estaban presentes.

“Ese día (domingo) yo estaba en mi trabajo en Santo Domingo de Acobamba y le llamé a las seis de la mañana. Me dijo que estaba en misa y luego ya en la noche su mamá me llamó y me dijo que estaba en traumashock”, lamentó el joven, que había hecho múltiples planes de vida con Camerin.

“Era alegre. Quería que su familia siempre esté unida. No era renegona. No le gustaban las fiestas, en vez de eso prefería comer, irse de paseo, en vez de tomar, prefería disfrutar su vida en el campo”, contó apenado. El hermano de la joven profesional, Cristian Topalaya, cuestionó que pese a que la intoxicación afectó a más de 10 personas, hasta el momento no hay un responsable.

INVESTIGAN. La 4ta Fiscalía Penal ve el caso de intoxicación masiva. Los médicos emergenciólogos dijeron que había órgano fosforado.