1
18

Cuando los papas se cruzaron con políticos peruanos

El papa Francisco llegará a tierras peruanas este jueves 18 de enero en la primera visita oficial que realiza la máxima autoridad de la Iglesia al Perú en casi tres décadas.

El evento es histórico y se convertirá en la oportunidad de millones de peruanos para ver de cerca y en vivo al Sumo Pontífice, pero quizá quienes más destacan el valor de esta visita son quienes ya han tenido la suerte de hablar en persona, no solo con el papa Francisco, sino con el papa Juan Pablo II, quien visitó en dos oportunidades el Perú en 1985 y 1988.

– Víctor Andrés García Belaunde –

El actual congresista de Acción Popular era secretario de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) en 1985 y estuvo presente en el Grupo Aéreo N°8 cuando llegó Juan Pablo II por primera vez al Perú. García Belaunde acompañó al entonces presidente, Fernando Belaunde, y a otros miembros del gabinete.

De aquella visita, el congresista recuerda una anécdota con el mandatario, quien estaba casado por civil con Violeta Correa Miller. “El presidente recibió al Papa solo, no estuvo Violeta en ninguna de las ceremonias oficiales y solo estuvo presente en su residencia, en Palacio de Gobierno”, recordó.

A pesar de esto, Juan Pablo II se salió del protocolo. “El Papa, haciendo una deferencia, salió del Salón Dorado, y se fue unos pasos más allá, a la residencia, para saludar a Violeta que estaba con sus hermanas y sobrinos”, relató el parlamentario, demostrando así que el Sumo Pontífice le prestaba menos atención a esas formalidades que el propio presidente Belaunde Terry.

– Jorge del Castillo –

El congresista aprista era alcalde de Barranco durante la primera visita del papa Juan Pablo II en 1985. “Esa vez lo vi desde el balcón municipal […] Y recuerdo que un artista de mi distrito, el artesano Julio César Burgos, hizo el sillón papal. Todos estábamos orgullosos de eso”, comentó.

Sin embargo, el encuentro que más recuerda es el de la segunda visita en 1988, cuando recibió al Papa junto a otras autoridades cuando él ocupaba la alcaldía de Lima. También lo pudo ver durante la misa oficial en la Catedral y luego cuando fue a visitarlo en la Nunciatura Apostólica.

Jorge del Castillo
Jorge del Castillo, entonces alcalde de Lima, saludando al papa Juan Pablo II en su segunda visita al Perú en 1988. Al lado del Sumo Pontífice, Alan García. (El Comercio)

“Ahí pudimos conversar, siempre todo dentro del protocolo, pero más allá de lo que se habla, lo que a uno le impresiona es la serenidad que trasmitía el papa Juan Pablo II. Las citas eran breves pero suficientes para percibir esa tranquilidad espiritual increíble”, detalló Del Castillo.

– Rafael Roncagliolo –

Tras el nombramiento del papa Francisco como sucesor de Benedicto en el 2013, el Gobierno peruano envió como representante para la ceremonia de entronamiento al canciller Rafael Roncagliolo.

“Fue muy emocionante para mí por estar representando al Estado peruano, al presidente Ollanta Humala y por la simpatía y calidez que se podía percibir por parte del Papa. Ver que habla castellano, que es latinoamericano y además jesuita significó bastante para mi”, comentó el ex canciller.

Antes de esta visita, lo único que el canciller sabía de Jorge Mario Bergoglio era que participó en una conferencia latinoamericana de obispos en Brasil, donde se produjo un texto en el marco de la ideología de la liberación. “Era un documento muy pro social y pensando en los más pobres. Era lo único que sabía y en el encuentro que tuve con él, con su actitud, me ratificó que estábamos ante un Papa muy peculiar, muy bueno, que ha llegado para mejorar una mala imagen que está tiñendo a la Iglesia”, comentó.

– Pedro Cateriano –

Cuando era ministro de Defensa y pocos meses después de que el papa Francisco fuera elegido en el máximo cargo dentro del Vaticano, Pedro Cateriano viajó a Italia. Era mayo del 2013 y en su ruta incluyó una visita al flamante Sumo Pontífice.

Papa Francisco
“He tenido la suerte de conocer a dos Papas. En 1987, a Juan Pablo II en Roma; y en el 2013, a Francisco, en una audiencia pública en la plaza San Pedro”, manifiesta el político y abogado Pedro Cateriano.

“La primera parte fue meramente protocolar. Le conté que era ministro de Defensa y le pedí una bendición especial para los oficiales y soldados que se encontraban en el Vraem. Cuando el Papa estaba por darse media vuelta e irse, quise retenerlo un par de segundos más. ‘Soy ex alumno jesuita’, le dije […] En ese momento hubo una conexión inmediata. Regresó automáticamente y me dijo ‘tienes el virus, tienes el virus’, mientras se reía”.

Sin embargo, Cateriano también recuerda su visita al papa Juan Pablo II en Roma, en 1985. “Fue muy emotivo y la primera vez que conocí a un Papa. Fui con uno de los hermanos de mi madre y tuve, no solo ese honor, sino que sentí una gran emoción. Fue una experiencia inolvidable. Recuerdo que, en perfecto castellano, me respondió cuando le pedí una bendición especial para mi madre que estaba delicada de salud”, detalló el ex primer ministro.

A %d blogueros les gusta esto: