Menu

Sale libre mujer que asesino a sus 3 hijos después de estar 3 años presa

Hoy, 24 de Abril, será un día histórico para México, Claudia Mijangos, mejor conocida como «La Hiena de Querétaro» quedará libre, después de cumplir con su condena de más de 3 décadas, por haber asesinado a sus tres hijos.

Una mujer religiosa, ama de casa y una exreina de belleza, en un arranque de psicosis apuñaló a sus tres hijos, de 11, 9 y 6 años respectivamente, una madrugada de hace 30 años, en una colonia tranquila de clase media, en aquella ciudad, durante al menos 3 horas en las que sació sus más bajos y perversos instintos salvajes que culminaron con la muerte de 3 víctimas inocentes.

Pero, no todo es como se esperaba, mañana al salir de la cárcel, Mijangos será analizada en cuánto a su salud mental e irá directamente al hospital psiquiátrico como medida impuesta de internamiento, hasta que un familiar, no firmé su salida, además de que deberá hacerse cargo de ella, algo que parece, complicado, pues hasta la fecha, ningún familiar o persona cercana a ella, se ha acercado a monitorear los trámites necesarios.

Los hechos, ocurrieron así: Un Domingo 24 de Abril de 1989, un trágico suceso, sacudiría no solo a Querétaro, si no, a todo México y algunas partes del mundo, a través de los medios de comunicación se daba una triste noticia, la exreina de belleza, Claudia Mijangos, había acabado con la vida de sus tres pequeños, su amiga Verónica habría recibido una llamada de Mijangos la noche del 23 de Abril de ese año, informándole que no dejaba de escuchar voces en su interior, además de que veía cosas extrañas, algo a lo que ella llamaba, Ángeles y Demonios, su amiga, le pidió que se tranquilizara, comprometiéndose visitarla al día siguiente por la mañana y así lo hizo, al llegar al domicilio de Mijangos cerca de las 8 AM en la casa marcada con el número 408 de la calle Hacienda Vegil, en la Colonia Jardines de Hacienda, quedó putrefacta, observó una de las peores escenas en su vida, paredes ensangrentadas, un extraño ambiente, la hizo estremecer, de inmediato, buscó por toda la casa a su amiga, encontrando al hijo más pequeño, a mitad de las escaleras, completamente bañado en un charco de sangre, de inmediato llamó a la policía y al padre de los niños, para informar de lo ocurrido, pues ya no vivía con ellos, estaban en proceso de divorcio.

Al llegar la policía, encontró a los otros dos menores, muertos en sus habitaciones y a Claudia Mijangos dormida, en estado de shock, la trasladaron de inmediato al hospital, donde horas después regresó en sí misma, sin saber que había pasado, ella solo pedía que la dejarán ir, pues tenía que recoger a sus hijos en la escuela, mientras esto ocurría, su esposo, Alfredo Castaños era detenido, como el primer sospechoso de lo ocurrido, algunas versiones apuntaban que lo había hecho, debido a un arranque de celos, pues sabía que Mijangos estaba enamorado de otro hombre, un sacerdote de su colonia, de nombre Ramón.

Después de presentar pruebas de donde había estado y tras las pruebas psicológicas realizadas a Mijangos y en base a las declaraciones de su amiga Verónica, determinaron quién había realizado dicha masacre, encontraron los cuchillos que utilizó uno de 40 y otro de 33 centímetros respectivamente.

Así pues, mañana a primer hora del día saldrá libre la Hiena de Querétaro con 63 años de edad, después de 30 años de cumplir con su condena.