>




Perú redujo la pobreza 33 puntos solo en ocho años

El crecimiento de la economía peruana favoreció la reducción del índice de pobreza en 33 puntos (de 58.7% a 25.8%), entre 2004 y 2012, lo cual revela un avance significativo para el país, resaltó el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde.

“Lograr este resultado en tan corto tiempo es un logro impresionante”, manifestó durante su presentación ante los ejecutivos más importantes del país.

De esta manera inició la 55 edición de la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) que ayer se inauguró en Paracas, con el eje temático “Un solo Perú, no más cuerdas separadas”. Esta reunión reviste especial importancia por el análisis del impacto de la política en la economía nacional y sus perspectivas de mediano y largo plazo.

En su exposición destacó que la reducción de la pobreza generó una clase media creciente que impulsa la economía nacional.

“Desde el año 2000 a la fecha, el producto bruto interno (PBI) creció 126%, es decir casi cuatro veces más que los países desarrollados”, dijo.

Subrayó, además, que desde 1992 el crecimiento del PBI per cápita alcanzó una tasa de 133%. “Esto evidencia una performance atractiva. Hemos crecido más que en la década de 1950 y 1960”.

Recursos naturales

Por otro lado, afirmó que el Perú debe aprovechar sus recursos naturales para continuar con su crecimiento, tal como lo hacen países desarrollados que dependen de sus sectores primarios.

En ese sentido, refirió los casos de Noruega, Australia y Canadá, países que dependen en gran medida de los recursos naturales. “Las economías de Australia y de Canadá no cayeron en 2009 (crisis global), siguieron en expansión. Noruega es el país más rico de los desarrollados con más de un millón de habitantes y sus recursos primarios pesan más en el PBI de lo que pesan en el Perú”.

Asimismo, destacó que estos países tienen un mejor marco institucional, una mayor educación y un servicio público eficiente. “Sin todo eso es difícil crecer”.

También se refirió a España, Francia e Italia, países que en 1960 tenían un ingreso per cápita similar al peruano y que lograron desarrollarse más rápido con tasas de crecimiento de entre 5% y 7%. “Tal vez el escenario comercial no sea igual, pero tenemos la ventaja de una tecnología que nos permite avanzar más”.

En tal sentido, consideró necesario avanzar con las reformas pendientes para desarrollarnos más rápido.

Velarde también se manifestó sobre la denuncia constitucional hecha desde el Congreso de la República al fiscal de la Nación, Julio Sánchez. Dijo que se debe respetar la separación de poderes. “Debe respetarse la separación de poderes. Fuera del país podría verse mal a menos que la destitución sea por un elemento claro, no quiero profundizar en el tema porque no me corresponde como presidente del Banco Central”.

Adicionalmente, resaltó la fortaleza de la moneda peruana. Proyectó que en 10 años se apreciará frente al dólar si los fundamentos de la economía nacional continúan sólidos.

“Creo que si los fundamentos de la economía siguen sólidos, como están, se esperaría una apreciación del sol frente al dólar en el mediano y largo plazo”, comentó.

Empresarios a la expectativa

El presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Mario Mongilardi, dijo que los empresarios están a la espera de que el Ejecutivo solicite la delegación de facultades legislativas para impulsar el PBI. “Es importante que solicite facultades y que el Legislativo se las otorgue, pues considera temas técnicos que difícilmente podrían tratarse en el Congreso”.

Explicó que normalmente la CCL no está a favor de la delegación de facultades. “Sin embargo, somos conscientes de la situación. Sería importante socializar los proyectos para tener el apoyo de la población”, dijo.

Mongilardi proyectó que el PBI crecerá entre 3.6% y 3.8% el próximo año, debido esencialmente al favorable contexto internacional que impulsará diversos proyectos mineros de la mano de la mejora de los precios de los commodities.

Agregó que el frente externo no les preocupa y que más bien genera cierta incertidumbre el ruido político, pues interfiere con la tranquilidad que requiere el sector privado para desarrollar sus inversiones.

Exposición

Velarde recomendó a las autoridades actuar con prudencia porque las malas decisiones macroeconómicas tienen costos elevados.

La expansión del sector construcción no impactaría en los estimados de crecimiento del BCR para este año.

El ente emisor mantiene una proyección de 2.8% para este año. Podría corregirse en el próximo reporte de inflación en algo, pero no para llegar hasta 3%.