>




Perú: 6 de los lugares más geniales para acampar

Las fiestas de fin de año están a la vuelta de la esquina. Si aún no tienes nada planeado para celebrar la llegada del 2018, una buena idea puede ser acampar en un destino maravilloso.

El Santuario Nacional de Ampay, en Apurímac; el Bosque de piedras de Huaraca, en Ayacucho; o la playa Sarapampa, en Lima son algunos de los destinos en los que puedes acampar con toda seguridad. Lo único que necesitas es animarte a vivir una experiencia distinta.

A continuación presentamos seis opciones para salir de la rutina y acampar en el Perú. Toma nota y elige el lugar de tu preferencia.

Valle de Huaylla Belén, Amazonas. Si quieres disfrutar de una selva tranquila y poco visitada ve al valle de Huaylla Belén, al sur de la provincia de Luya (unos 37 km de distancia). Para dirigirse hasta esta zona de verdes campos recorridos por el río Huaylla, hay que partir desde Chachapoyas en auto hasta llegar al distrito de Conila, a unas dos horas y media, para luego continuar por una trocha carrozable que conduce hasta el valle en unos cuarenta minutos.

Santuario Nacional de Ampay, Apurímac. Si eres un aficionado de la majestuosa sierra sur del Perú, visita este santuario. Desde Abancay, capital del departamento de Apurímac, hay que seguir un tramo de trocha carrozable de 4 km hacia el norte, para acceder al Santuario Nacional de Ampay, una maravilla natural situada al pie del nevado del mismo nombre, a donde grandes y pequeños vienen a sorprenderse con las más de 120 especies de aves y 12 de mamíferos que lo habitan, entre los que destacan el Colibrí coruscans, el picaflor Metallura thyriantina, venados, osos de anteojos y vizcachas.

Cebolla Pampa, Áncash. Si lo tuyo es la aventura en las montañas ve a Cebolla Pampa, un área de acampada dentro del Parque Nacional Huascarán donde disfrutarás con las imponentes vistas de nevados como el Chopicalqui y el Huascarán Sur. Cebolla Pampa es el punto de partida para subir hasta uno de los atractivos más bellos y poco concurridos del área, la Laguna 69.

Bosque de piedras de Huaraca, Ayacucho. Visita esta zona si lo que quieres es disfrutar de la majestuosa arquitectura de Ayacucho y, a la vez, de la visión de sus montañas. El Bosque de piedras de Huaraca es el sitio perfecto para descansar unos días junto a nuestros seres queridos. Está en el distrito de Vinchos, a casi dos horas del centro de la provincia de Huamanga, desde donde se recomienda tomar un taxi que te lleve hasta allá.

Playa Sarapampa, Lima. Si tienes una rutina ocupada que no te permite alejarte mucho de Lima, puedes visitar la playa llamada Sarapampa, provincia de cañete. El balneario está situado entre los kilómetros 106 y 109 de la Panamericana Sur, a unos 15 minutos del famoso boulevard de Asia. Sarapampa es una playa muy tranquila donde hasta los más pequeños podrán darse un buen chapuzón sin correr ningún peligro. El acceso es bastante sencillo, por lo que animarse a ir en auto propio no es una mala idea.

arque Nacional de Tingo María, Huánuco. Para los que buscan un clima caluroso, en la selva de Huánuco, a 530 km al noreste de Lima (12 horas), se halla el Parque Nacional Tingo María, un lugar ideal para acampar entre cataratas, cuevas misteriosas y una hermosa cadena de montañas conocida como la Bella Durmiente. El área que tienen destinada para poner las carpas está provista de fogones a la leña y servicios higiénicos y se encuentra en el sector de Tres de Mayo, al lado del Puesto de Control y Vigilancia del parque, a donde se puede llegar desde el mercado principal de Tingo María.